El Premio de Derechos Humanos 2018

12 de diciembre, 2018
Versión PDF

Por: Narciso Mendoza López 

Estamos muy contentos que el Premio Estatal de Derechos Humanos se lo hayan dado a una mujer indígena, pero hay que puntualizar que es meramente un acto simbólico y no un reconocimiento como tal ya que la misma autoridad estatal como la municipal han y siguen violentando los derechos humanos de las comunidades indígena.

Es el caso de Juan Manuel Carreras, omiso, discriminatorio, en el Plan Estatal de Desarrollo o como el mismo Javier Nava Palacios que en un acto público reconoce y toma la foto con las comunidades indígenas reconocidos en el padrón del libro de gobierno pero en los hechos o derechos nos discrimina y desconoce a las comunidades reconocidos en la capital potosina y nos deja fuera del Plan Municipal por que la Ley de Consulta Indígena se la pasaron por el arco del triunfo y que se resiste a hacerle honor a sus abuelos Salvador Nava y Concepción Nava.

Así en los diferentes municipios del estado hay una simulación, discriminación y abuso de autoridad  pues no respetan el derecho humano de las comunidades a la autodeterminación y representación.

Por eso en el Estado de San Luis Potosí no existe la garantía del reconocimiento de los derechos humanos por que en el estado los derechos humanos lo prostituyen las autoridades al mejor postor.