México sigue sin tener una buena ciberseguridad

Datos para página de portada
Galeria Noticia

En el país existen 79.1 millones de internautas que pasan un promedio de ocho horas 12 minutos conectados en línea

03 de marzo, 2019
Versión PDF
Redacción

 

México.- De acuerdo con el decimocuarto estudio sobre los hábitos de usuarios de Internet en México, en el país existen 79.1 millones de internautas que pasan un promedio de ocho horas 12 minutos conectados en línea, una parte de ese tiempo de conexión se hace mediante el uso de redes públicas.

Con la llegada de los smartphones la conexión a internet es móvil, pero implica un gasto en cuanto al uso de datos.

Para garantizar el acceso a internet se establecen en ciertos puntos redes públicas que permiten la conexión, a veces a cambio de nada y en ocasiones a cambio de datos sensibles que pueden ser usados por los delincuentes.

De acuerdo con el estudio de la Asociación de Internet en México, al menos el 18 por ciento de los internautas mexicanos accede a la red desde Wi-Fi pública, hábito que no siempre va acompañado de cuidados mínimos de seguridad que acompañan a una buena higiene digital.

En entrevista para Notimex, el director general de Fortinet en México, Eduardo Zamora, señaló que en el país no se ha cubierto el tema de la seguridad de los usuarios de las redes públicas debido a que la preocupación inicial fue colocar estas redes y se dejó de lado la protección de las mismas.

Eso deja al país más vulnerable que otros cuando de redes públicas se trata.

“Hablar de transformación digital, hablar de redes públicas es forzosamente hablar de ciberseguridad, tenemos que estar preparados para esto y hay que evolucionarlo; las famosas redes públicas existen en otras ciudades del mundo donde ya tenían presente la ciberseguridad y aún así tienen ataques, imagínate en donde no tenemos la ciberseguridad puesta”, señaló.

De acuerdo con el directivo, el problema de la ciberseguridad en las redes públicas es más un problema cultural que un asunto de adopción de herramientas, ya que en muchas ocasiones el usuario cuenta con ellas, pero no sabe cómo emplearlas por lo que es importante educarlo para protegerse de ciberataques.

“Culturalmente comienza en el usuario y proteger su dispositivo, tener un dispositivo con un token de seguridad, conectarse a una VPN, pero es enseñarle al pueblo a conectarse a una VPN, es necesario llegar a todas las cabezas de las instituciones, de las organizaciones, del gobierno en general y de las empresas para repensar la ciberseguridad”, indicó.

Al ser un tema cultural el cuidado de los datos, la responsabilidad de la seguridad es asunto de todos los usuarios de la red, ya que el uso que se puede dar a la información de las personas es variado y en ocasiones esa información individual ayuda a los criminales a atacar a las organizaciones y gobiernos con los que se relacionan los usuarios.

“En la red pública puede haber cualquier tipo de ataque, el tema es cuál es el target de los ciberatacantes, el tema pueden ser las empresas, sin importar el nivel que se tenga al ser una persona que trabaje para un objetivo que les interese a los delincuentes se puede ser objetivo, sin importar el nivel que se tenga”, dijo

Hay que tener en cuenta que todos los usuarios de redes públicas son objeto de ataque, y en algunos casos, los malwares instalados en los equipos vulnerados pueden ser foco de infección, ya que los dispositivos infectados que se lleguen a conectar a la red en donde laboran, el código maliciosos se instalará en las computadoras de la empresa, llegando a robar datos sensibles o secuestrar la información.

Entre los riesgos al utilizar redes WiFi públicas están el robo de información de datos, secuestro del dispositivo, robo de identidad, envío masivo de spam, e incluso un ataque silencioso donde sea utilizado el dispositivo para minar criptomonedas.

Para resguardar la información personal es importante que como usuarios se busquen los niveles mínimos de seguridad de la información que se maneja en la red, y es recomendable pedir a los proveedores de los equipos que se conectan que les implementen o activen la seguridad.

Además se recomiendan hábitos mínimos de cuidado, tales como evitar hacer transacciones comerciales o bancarias desde una red pública y abstenerse de responder a correos y mensajes sospechosos cuando se navega.

Es importante reconocerse como posible objetivo de los delincuentes para tener cuidado al momento de acceder a Internet y en caso de que el acceso se haga mediante una red pública, es importante atender que tenga un aviso de privacidad, que pida autenticación y que anuncie al usuario que está protegido.

Además se recomienda que en dispositivo que navegue en redes pública cuente con programa de doble autenticación y antivirus.