Exigen aumento salarial ante desboque de la inflación

Seccion: 
Datos para página de portada
Galeria Noticia

Insiste Julio Saldaña en que es necesario reconocer ya al aumento de la productividad de los trabajadores mexicanos

11 de agosto, 2017
Versión PDF
Redacción

 

Ciudad de México.- El continuo incremento de la inflación, la consiguiente pérdida del poder adquisitivo de la población y el mayor deterioro del mercado interno hace aún más urgente un nuevo aumento salarial, reiteró Julio Saldaña Morán, secretario de la Comisión del Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados.

El parlamentario federal perredista consideró los datos recién dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) como otra evidencia de que la propaganda priista según la cual hay mejora económica en el sexenio de Enrique Peña Nieto, es una falacia.

“Si hay mejora económica, seguramente es para unos cuantos sujetos que, en efecto, obtienen mayor porcentaje de la renta nacional en detrimento de lo que debería corresponderle a los asalariados”, puntualizó el representante por Veracruz.

Agregó que no puede hablarse de mejora económica nacional si lo único que tenemos, además de menor ingreso para los trabajadores, es pérdida de sus derechos laborales, marginación de los sistemas de seguridad social y, en suma, deterioro en su calidad de vida y la de sus familias.

Exhortó a la población a no dejarse engañar por la publicidad oficialista que, con un manejo amañado de las estadísticas y las encuestas, pretende hacer creer que la situación ha mejorado, en una pretensión por justificar sus próximos fraudes, tanto económicos como políticos.

“El decir que tal rubro de la economía tuvo un repunte –como el de las inversiones y el de puestos de trabajo- o que tal o cual pre candidato a la presidencia, sobre todo si es miembro del gabinete, tiene cada vez mayor porcentaje en las preferencias electorales, no es más que un truco publicitario para después justificar nuevos atracos, tanto en las urnas, las finanzas públicas como en los salarios”, precisó.

La población –dijo- lo sabe bien: mientras no haya mejora en su bolsillo, todo lo que diga el gobierno sobre la buena marcha de la economía es cháchara publicitaria.

“Es una película que ya hemos visto desde hace décadas. Cada uno de los últimos gobiernos ha publicitado que el país va bien gracias al prohombre que está en la Presidencia de la República; sin embargo, al término de esos gobiernos el país, en general, y los trabajadores, en particular, han quedado cada vez peor, como ya lo demuestra Peña Nieto desde el inicio de su sexenio y como ya lo reiteró con su gasolinazo, lo que en sí mismo desmiente sus declaraciones triunfalistas”.

Insistió en que la única forma en que puede haber mejora económica es mediante el aumento de los salarios y el fortalecimiento del mercado interno.

También exhortó a no dejarse engañar por la argucia gubernamental, según la cual los aumentos salariales no pueden ser “por decreto”, sino como respuesta a los aumentos en la productividad, pues claramente los trabajadores mexicanos la elevaron en los últimos años, pero no se les ha reconocido, sino incluso se les ha castigado por ello.

Advirtió que ante la renuencia del gobierno priista a permitir aumentos salariales reales –expresada en argumentos falaces que emite a través de sus secretarías de Hacienda y Crédito Público, Trabajo y Previsión Social, Economía y cualquier otra, o mediante disposiciones de la inútil Comisión Nacional de los Salarios Mínimos-, es seguro que el país seguirá hundiéndose en la mediocridad mientras unos cuantos sujetos seguirán acumulando riqueza a niveles insultantes.

Lo grave –agregó- es que la miseria y todos los males que se le aparejan –como rezago alimentario, educativo, en salud y en seguridad- seguirán a la alza entre la gran mayoría de la población.

Reiteró su llamado a otras instituciones del Estado Mexicano a no permanecer indiferentes a esta situación. “A la larga –puntualizó- a nadie le conviene esta continua caída del poder adquisitivo y por ello es urgente actuar ya con nuevos incrementos al salario. La productividad de los mexicanos está más que demostrada y hay que reconocerla con un mayor salario”, concluyó.