Estudio revela que videojuegos violentos sin relación de agresión de adolescentes

Seccion: 
Datos para página de portada
Galeria Noticia

El estudio utilizó información de padres y responsables de sus cuidados para juzgar el nivel de comportamiento agresivo de los menores

01 de marzo, 2019
Versión PDF
Redacción

México.- Científicos del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford reportaron que, de acuerdo a un reciente estudio, no existe relación entre el comportamiento agresivo de los adolescentes y la cantidad de tiempo que pasan jugando videojuegos con contenidos violentos.

 

 

Andrew Przybylski, director de investigación de dicho instituto, explicó que a pesar de la idea popular de que ese tipo de juegos impulsan la agresión en el mundo, “no se ha probado muy bien esa asociación con el tiempo".

 

 

El estudio incluyó datos representativos sobre adolescentes británicos y sus padres, además de clasificaciones oficiales de violencia en los juegos de la Unión Europea y Estados Unidos.

 

 

De acuerdo a un comunicado de la Universidad de Oxford, los resultados son de los más completos hasta la fecha, al combinar datos subjetivos y objetivos para medir la agresión y la violencia de los adolescentes con los videojuegos.

 

 

A diferencia de análisis anteriores sobre el tema, el estudio utilizó información de padres y responsables de sus cuidados para juzgar el nivel de comportamiento agresivo de los niños y adolescentes.

 

 

El contenido de los videojuegos se clasificó mediante el sistema oficial de Información de Juegos Paneuropeos, en la Unión Europea, y la Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento de Estados Unidos, dejando de lado las percepciones de los mismo jugadores sobre la cantidad de violencia en el juego.

 

 

"Los hallazgos sugieren que los sesgos de investigadores podrían haber influido en estudios previos sobre este tema, y se distorsionó la comprensión de los efectos de los videojuegos", destacó Netta Weinstein, de la Universidad de Cardiff e integrante del equipo científico.

 

 

Aunque no encontraron correlación entre los videojuegos y el comportamiento agresivo en los adolescentes, los expertos destacaron que esto no significa que “algunas mecánicas y situaciones en los juegos no provoquen sentimientos de enojo o reacciones en los jugadores".