Advierte México que no permitirá la militarización en la frontera con EU

Seccion: 
Datos para página de portada
Galeria Noticia

El gobierno de Estados Unidos anunció el envío de tropas para evitar la inmigración en tanto se construye el muro.

04 de abril, 2018
Versión PDF
Redacción

 


 

Ciudad de México.- La Secretaría de Relaciones Exteriores informa que el día de hoy el Secretario Luis Videgaray Caso sostuvo una conversación con la Secretaria de Seguridad Interior del gobierno de los Estados Unidos de América, Kirstjen Nielsen.
 
La Secretaria Nielsen informó al gobierno de México los siguientes aspectos sobre la decisión de desplegar a la Guardia Nacional en la frontera con nuestro país:
 
1. La Guardia Nacional únicamente realizará labores de apoyo al Departamento de Seguridad Interior.
 
2. Los elementos de la Guardia Nacional no portarán armas ni realizarán funciones de control migratorio o aduanero.
 
3. Se trata de un despliegue de la Guardia Nacional de características comparables a los que tuvieron lugar en 2006, durante la administración del Presidente George W. Bush, con la Operación Jump Start, y en 2010, durante la administración del Presidente Barack Obama, con la Operación Phalanx.
 
En todas las comunicaciones sobre la materia, el gobierno de México ha expresado al gobierno de Estados Unidos que, si el anunciado despliegue de la Guardia Nacional se tradujera en una militarización de la frontera, ello dañaría gravemente la relación bilateral.
 
Asimismo, ha reiterado la importancia fundamental del respeto a la dignidad y los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos.
 
El gobierno de México mantendrá comunicación permanente con el Departamento de Seguridad Interior, a efecto de dar seguimiento a esta medida y determinará las acciones apropiadas a seguir, velando en todo momento por la soberanía e interés nacionales.
 
Donald Trump anunció el envío de tropas en la frontera con México, como medida para frenar el flujo migratorio en tanto se construye el muro fronterizo.

Trump teme además a una caravana migrante centroamericana de al menos unas 1500 personas que se encuentran en Oaxaca y que pretende llegar a las frontera de Estados Unidos para pedir asilo, que huyen de la inseguridad en Honduras, El Salvador y Nicaragua.