Si yo tuviera dinero ya lo habría mandado matar: madre de niña asesinada

Datos para página de portada
Galeria Noticia

El testimonio de una madre ante la impotencia de saber que el asesino de su hija pudiera ser liberado

12 de septiembre, 2016
Versión PDF
Rocío López

 

Tamuín, San Luis Potosí.- Daniela Reyes, esta llena de rabia e impotencia, es madre de Dulce Ximena, la víctima más pequeña del asesino serial, tenía 9 años de edad, el daño insuperable de su muerte, aumenta ante el  temor de que Filiberto quede en libertad.

Vivía a tan solo pasos de su victimario y ocasionalmente le hacía mandados. Nadie podía desconfiar de un hombre que siempre hablaba de Dios e impartía clases de catecismo.

El día de su desaparición su familia comenzó a buscarla por todos lados, también habían ido a tocar a la casa de Filiberto, jamás abrió porque tenía la música a todo volumen, sin imaginarse siquiera que en ese momento Filiberto perpetraba el crimen. Él mismo confesó que esto lo hizo para evitar que se escucharán los gritos de la menor.

Dulce Ximena, fue encontrada en los cañaverales  a las afueras del municipio de Tamuín, Filiberto también declaró que para desahacerse del cuerpo lo dobló y lo metió en una caja de cartón.

Filiberto ya fue absuelto de uno de los 5  asesinatos y violación de 4 niñas y una joven de 32 años de edad. La fiscalía asegura que el auto de libertad se basó en la violación a sus derechos en el debido proceso y a las evidencias de tortura, para declararse culpable.

En su primera declaración narró cómo cometió cada uno de los crímenes y colaboró con las autoridades para la localización de los cuerpos, que fueron hallados en la zona de cañaverales en el municipio de Tamuín, San Luis Potosí.